Translate

Ultra Trail Montaña Palentina

Cuando a algo le tienes cariño es imposible que salga mal. La montaña Palentina tiene un vínculo con mi ser a través de almas errantes que han pasado por mi vida, unas están y otras no, por eso lo de errantes. Muchos recuerdos de estas montañas, pero sin saber lo que tenía por venir: Nuevos, excitantes, dolientes, duros y satisfactorios.



Cuando hablaron de ella hace meses, sabía que quería correrla, encima Campeonato de Castilla y León de Ultras convertía el día en una motivación extra, y sin dudarlo me inscribí en esta  primera edición de la Ultra de Montaña Palentina.


Miraba y remiraba el perfil e intentaba saber cómo iba a ser la carrera. Por lo que parecía la parte dura iba a estar básicamente en el final, por lo que la estrategia iba a ser reservar para llegar a gusto. ¿Podría hacerlo?  70 Kilómetros y más de 4.000 metros positivos con sus respectivos negativos, la organización estimaba 7 horas y 30 minutos para el primer clasificado… Extremadamente rápido pensaba yo, y sin dudarlo hice un plan: Bastones desde principio a fin, comida bien seleccionada, ritmo tranquilo y así me planté en la salida, pero no sin antes pasar por la charla técnica donde todo se fue por los suelos: cambio de planes, a tomar por culo los bastones, fue mi primera conclusión tras oír las recomendaciones y ver fotos del recorrido. Pensé pero si es todo pista, ya entiendo lo de las 7 horas y media. Cenamos bien, lo que nos preparó la organización y de allí nos fuimos con calma hasta Camporredondo de Alba con la Casa Caracol.

En este pequeño pueblo que depende de Velilla del Río Carrión tiene lugar el evento deportivo. Camporredondo tiene 100 habitantes pelados, entre ellos, mi amiga de la adolescencia Laura y su pareja Markel, responsables de la empresa Fuente de Aventura, pequeña empresa encargada de guiar por las preciosas montañas desde esta pequeña localidad. Camporredondo aún vive de la ilusión de poder tener una estación de esquí, un sueño que podría transformarse en pesadilla. "¿Es necesario para prosperar destruir la naturaleza? ¿Es necesario echar al oso, al ciervo, pelar el monte para que prospere un pueblo? ¿No creéis que es comida para hoy hambre para mañana?" Iniciativas como la de Markel son las que pueden hacer prosperar estos valles, estas zonas deprimidas, aprovechar los recursos naturales sin expoliarlos: Rutas, avistamientos, eventos deportivos, turismo convencional, Caza controlada… Y todo esto sin destruir la montaña.


LA CARRERA

A las 5 de la mañana el Demonión puso la música a toda hostia, por si alguien del pueblo no se había enterado de que había una carrera. Estábamos acampados muchos en esa explanada desde donde se daba la salida, a mí me gusta ese rollo. Nos preparamos y 15 minutos antes de la salida todos en la línea. Nervios e incertidumbre. Se da la salida y realmente salimos despacio. Nestar se pone en cabeza y tira como un animal. Por detrás Azara tira del grupo. Poco a poco según vamos subiendo el grupo se conforma: Azara, Álvaro Rodríguez, Juanjo, Aubeso, Fidel y el servidor. Y así vamos circulando y como quien no quiere la cosa nos plantamos en la primera subida., y primer control. Comenzamos a bajar o llanear hasta el primer avituallamiento en Puente Agudín (11,9km 461+ 380- 1h1m). Allí llegamos a toda leche la verdad, pero sin darnos cuenta, íbamos charlando por lo que se pasó “Volando”. Pasamos el avituallamiento y seguimos agrupados y vamos a por la segunda subida. La primera parte la hicimos juntos, seguíamos hablando hasta que Jordi, decidió que íbamos lentos, cambio el ritmo y nos puso en fila india coincidiendo con la parte más dura.
Comenzamos a bajar y el grupo se rompe totalmente. Yo no arriesgo, la primera parte tiene tela y hay mucho por delante. Llego a la pista que nos lleva hasta Triollo junto con Toño, y nos ponemos a rodar rápido, así como que a 4, hasta que de repente nos coge Azara justo llegando al avituallamiento ¡Nos coge y nos deja! Yo sigo a mi ritmo y en el avituallamiento paro con calma (12,5km 705+684- 1h21). Salgo y de allí a Vidrieros subir y bajar en poca distancia. Con calma llego a Vidrieros donde cojo a Toño de nuevo (4,3km 189+ 200- 28m)

Comienza la primera subida dura… Me la tomo con calma, con mucha calma, pero aun así me noto bien en los primeros compases, como parecía era pista. Sigo a marcheta y llego a unas zetas. Toño va justo delante y a Azara le veo en una curva. Llegamos a una especie de cuadra, bajamos un poco, y de frente el collado y una subida brutal. Poco a poco subo, sin perder ritmo. En la visual Toño y Azara en el collado. Me exprimo un poco para llegar al collado y bajar, y así hago, pero cuando llego al collado me manda a un pico hacia el Curavacas… y juro que hasta me mareo. Me pegó un bajón muy grande, realmente no sé por qué. Continúo subiendo a mi ritmo, pero me tiemblan las patas, me cuesta hasta respirar y me siento en una piedra a mirar el paisaje. Me adelantan 4 o 5 personas, entre ellas Nuria Dominguez que veo fuerte y me anima. Pasan un par de minutos y me levanto con la intención de llegar al pozo de las Lomas y retirarme, realmente no estoy preparado del todo, y me puede servir como entreno para la Covatilla. Por suerte comienza la bajada y voy como el culo, torpe, inútil… hasta que veo un fotógrafo, y pego un par de saltos para la foto… y me caliento y comienzo a bajar con ganas, tanto que cojo al que llevo delante, tanto que llego al avituallamiento cuando salía Nuria (14,1km 1109+ 830- 2h18m).


Como como nunca antes había hecho en un avituallamiento: Melón, plátano y sándwich de nocilla… y salgo. Al principio un poco empachado pero al rato puedo hasta trotar. Comienza la segunda subida dura, y poco a poco se empina. Pero es un sendero muy agradable, llena de senderistas, que nos animaban. Muy transitado y el paisaje precioso con los Agujas de Cardaño de fondo. Me encuentro bien y veo que Nuria no me saca mucho. Llego a la laguna de Las Lomas, y espectacular y ahí comienza un tramo precioso. Entre un canchal, sendero, praderas, y trepada final me planto en el pico de Las Lomas. Saludo a los voluntarios, les pregunto si quedan muchos repechos por delante, como el que tengo enfrente y me dicen a coro: “Si, sólo ese”… serán cabroncetes… luego que recuerde ahora mismo hasta tres. Estoy recuperando posiciones, y sintiéndome muy bien. Me encuentro con Kiko que me anima, disfruto todo ese tramo, es espectacular, con unos paisajes espectaculares, desde los Picos de Europa hasta casi el Catoute se veía desde ahí. Comienzo la bajada a Cardaño y cojo y abandono a Toño… Llego al avituallamiento encendido donde me espera la mejor asistencia del mundo, Patri, junto con otro corredor y Alma de las Heras, con la que “intercambio” opiniones sobre la carrera. (12,2km 926+ 1112- 2h8m).

No queda nada para llegar a meta, apenas 18 km y 2 subidas fuertes. Le digo a Alma que echaré 3 horas y no me cree, dice que menos, y así salgo de Cardaño, pensando que en menos de 3 horas estaría en meta. La primera subida la hago caminando a foguete, tanto que llego a una explanada y veo a Nuria a menos de 5 minutos de mí. Sigo subiendo y sigo encendido. Paso el tramo duro y comienzo la bajada hasta las cascadas del Mazobre, que tuve que visitar al día siguiente. Ya no bajo del todo a gusto, pero sigo abriendo hueco a Toño. Justo antes de llegar al avituallamiento una hermosa cagada de oso, y a continuación Alvarito Jiménez, que me esperaba con un gel  y un Meritene. (5,7km 463+ 245- 1h3m).


Tomo el Meritene y salgo hacia la última subida, el Collado de Arra (o algo así), una canal preciosa que bordea el Espigüete, hermosa y dura. El puto Meritene me sienta mal, tengo ganas de echarlo. Continuo como puedo arcada tras arcada, por el terreno de roca suelta. Toño me manda señales para recordarme que me está recortando en la subida: Un perro que le acompañó los últimos kilómetros. Llego al collado y Toño no me ha cogido. Por delante un flaqueo horrible al Espigüete de roca suelta y de lado hasta comenzar la última bajada dura. Me distancio de Toño… llego a la pista que me deja en el último avituallamiento donde está Markel. A Toño le he sacado una buena distancia como para ir tranquilo de vuelta hasta la meta en Camporredondo. Primero 500 metros de subida y luego unos 6 kilómetros de bajada. Subo a gusto y rápido, llego al punto más alto y comienza un llano… cada vez se me hace más largo, el llano, y no comienzo a bajar. Me lanzo en todas las bajaditas, pero simpre van acompañadas de un repecho. A falta de 3,5 kilómetros en uno de estos llanitos ya no puedo correr, las piernas no responden, me entra sueño, se me cierran los ojos, y de repente veo como el perro de Toño me adelanta… detrás Toño, me anima a continuar, y lo intento mentalmente pero las piernas no. Comienza la bajada definitiva, e intento correr, incluso parece que corro pero mi velocidad estratosféricamente me inversa a la que debería llevar me hace hundirme más. Me adelantan 2 corredores, intento seguirles B A J A N  D O y soy incapaz. Finalmente veo a lo lejos la meta. Una bajada así como técnica que parecía descender un barranco de cómo iba me acerca a meta, pero como un espejismo, la veo a lo lejos y nunca llego. Escucho al Demonión, Ruben Nembra, y saco fueras para al menos entrar corriendo, paso… y (12,6km 580+ 980- 2h1m)… solo quiero dormir, me tiro al suelo, busco una sombra y durante unos minutos intento recuperarme. No fue hasta la primera cerveza fresquita que empecé a coger color, y a disfrutar de lo que había conseguido.
LA posición bien, UNDECIMO general y CUARTO en el Campeonato de Castilla y León cosa que me alegro... bueno... hasta que supe que lo perdí en la última petada JAJAJA

CONCLUSION

1 - Que parece mucha pista, mucha, y es cierto que la hay, pero es necesaria. Es más creo que el que gana esta carrera es alguien completo, o sea, un Juanjo, que solventó el recorrido con mucha cabeza. Ya que todos tiraban como ceporros, y así fue esto una romería. Azara superior. El recorrido como digo espectacular, con zonas muy técnicas y muy lentas con unos paisajes espectaculares.

2 - Organización espectacular. El recorrido casi perfectamente marcado. Algún tramo se dudaba, sobre todo entre piornos y rocas, pero no porque no hubiera marcas, sino que estas se escondían por efecto del viento. Voluntarios por doquier. De las primeras veces que uso un avituallamiento, y nunca olvidaré ese bocadillo de nocilla.

3 - La Federación de Castilla y León se involucra. Ya lo había visto en el Vertical, pero aquí al ser más costosa la organización de una manera espectacular. Los árbitros no solo miraban y juzgaban, los 4 estaban a tope. ¡Y lo más! Las categorías inferiores de la Federación con Kiko a la cabeza trabajando como parte de su formación, haciendo labores de marcaje, de avituallamientos, de cruces… o sea vivir la carrera desde dentro para así poder valorar la dificultad que entraña lograr que ellos se pongan un dorsal, no se, esto creo que es de ONCE…

No se si volveré como corredor ya  que merece la pena y mucho, puedo recomendarla mil veces, y eso que pensaba yo que iba a ser ¡light!


MATERIAL USADO:

Zapatillas: SCARPA PROTON
Gafas: EASSUN MONSTER PH
Camiseta: WAA ULTRA CARRIER
Gominolas: PROZIS Victory Endurance

3 comentarios:

Francisco Manuel González Fernández dijo...

Hola valiente
Cómo fue la gestión de las comidas porque esta vez parece que paraste a comer ?
En la mochila sólo llevabas gominolas y el meritene ?
Por tener información de buenos corredores .... yo sin jamón , no corro tanto .
Gracias y nos vemos en la siguiente

Victor Lerma dijo...

Me ha encantado!!!! Y como parte del equipo de la organización, el Puentecillas Palencia Trail, muchas gracias.

Manuel "Lolo" Díez dijo...

Paco!
Pues basicamente llevé gominolas de Powerbar con Cafeina y deVicotry Endurance. Tomé dos geles de Clif, y en 3 avituallamientos me esperaba Patri con medio litro de FAST RECOVERY, un producto que se toma después del entreno pero que yo lo tomo en largasy funciona.
El Meritene lo eche por si a caso y no me sentó muy bien... y en los avituallamientos tomaba platano.
Tomaba un par de gominolas cada hora aproximdamente...