Translate

Marlette 50K


Y es que correr por EEUU tiene su excitación, puedo decir que tienen de los lugares mejores cuidados del mundo al que llega al humano. En cambio sus autopistas están llenas de basura al igual que sus ciudades, donde ves pobreza por doquier, comparandolo con sus montañas que relucen y brillan, y creo que en parte se debe a su forma de ver la conservación, una manera de convivir la naturaleza con el ser humano, no se, digo yo que será eso.



Por eso, planificamos nuestra semana de verano "veraniega" echando un ojo al calendario americano de carreras de la ATRA, y así ver qué posibilidades había para hacer turismo y a la vez hacer una carrerita. Esto nos llevó, así directamente, al estado de Nevada, y a orillas del Lago Tahoe. Cuantas veces habremos oído hablar de este lago: muchos por la carrera a través del Tahoe Rim Trail de dos cientos y pico kilómetros, otros por la película del Padrino, otros porque Christopher McCandless (Alexander Supertramp) en su recorrido y búsqueda interior hizo una parada en Crystal Bay o por ser escenario de la serie mítica Bonanza, y su finca la Ponderosa que casualmente fue escenario parte de ella de nuestra carrera: La Marlette50k

Lake Tahoe a mis pies
Sigo hablando del Lago Tahoe porque su tamaño 120 Km de diámetro lo hace parecer un mar, o su profundidad 500 metros (segundo más profundo de EEUU) que comparados con los 50 metros de Sanabria… pues imaginad. O cosas curiosas como que pobre es la historia americana, ya que esta zona se exploró por primera vez en ¡1.844! la historia de los exploradores, los cowboys, las diligencias etc… una historia que parece tan lejana, pero es digamos, de ayer… en cambio allí poco se habla de los Washoe, la tribu que habitó la Sierra Nevada durante unos 6.000 años y que por desgracia su cultura e historia apenas persiste.

La carrera, al estilo americano, 50 kilómetros, con no mucho desnivel , 1.700 metros positivos, por senderos cómodos sin pistas (sorprendido quedé) y ambiente “Trail runner”. La mayor dificultad que nos fuimos a encontrar fue la altura. El recorrido enteramente transcurría por encima de los 2000 metros con dos cumbres de 2.700 metros, el Snow Valley Peak y el Herlan Peak.
Como digo a pesar de ser un recorrido por sendero tenía sus tramos divertidos, las montañas alrededor del Tahoe tienen un gran parecido con la Pedriza, y sus senderos son absolutamente clavados.

La carrera aunque estaba incluida en las Tahoe Series, era una carrera pequeña no superando los 200 corredores entre las dos distancias, 50 km y 10 Millas (que corrió Patri), lo que hacía que la prueba fuese muy familiar. Los precios de inscripción desorbitados, ya podrían aprender de las carreras europeas, pero es lo que hay. Aun así los avituallamientos completos, aunque apenas hice uso de ellos, las barritas, geles y gominolas de la marca que patrocinaba venían enteros y para acabar una cerveza artesanal con hamburguesa vegana y patatas, por lo que bueno, al final marchabas comido.
El parque natural en el que estaba englobado la carrera obligaba a marcarla de manera minimalista, por lo que solo teníamos marcas en los cruces, si, comparado con nuestra manera de marcar, eso de tirarte 8 kilómetros sin una cinta pues como que agobia mucho, pero por suerte los senderos andaban claros.

En los personal y deportivo fue un querer y no poder, como ya he dicho mi gran enemigo creo que fue la altura. La carrera me la tomé para disfrutar y hacer un entreno rápido y largo, pero nada… si fue rápido, si fue largo, si disfruté pero… las sensaciones no fueron para nada buenas.
Se salió rápido pero bastante cómodo y ya desde el principio nos quedamos un grupito de 5 distanciados entre nosotros por 30 segundos o así. Yo iba segundo y bastante cómodo , pero según iba subiendo por el Tahoe Trim Trail iba notando una flojera en las piernas acojonante. Cuando coronamos el primer pico, el Snow Valley, me cogió Greg, que finalmente fue el ganador, y fuimos charlando un rato, pero fue comenzar la bajada y pasar el primer avituallamiento y las piernas iban como borrachas, aun así habiendo superado la primera cota de 2.750 metros llegué al 20 en 1 hora y 50 minutos donde comenzaba la subida al Herlan Peak. Esta subida que no tenía mucho desnivel, 6 km y 400 positivos, se me hizo eterna con sus mil revueltas dentro de un bosque, sí, espectacular, pero eterno. Acabé caminando y cuando llegué arriba ya me había adelantado otro corredor. La bajada dirección la villa de Incline, era muy chula incluso técnica y me permití el lujo de apretar, pero todo lo bueno se acababa. Del 32 al 41 un senderito precioso con el lago Tahoe por debajo, así como tallado en la roca, como una Ruta del Cares, se me hizo eterno, 9 km con 1000 repechitos, me hizo correr 4 minutos caminar 30 segundos y así durante los 9 kilómetros, miraba al lago, intentaba coger energía o lo que fuese como me dice Patri, y así conseguí llegar al lago Marlette, que da nombre a la carrera, donde me remojo. Todo el lago lo sufro, pero tiene un color, y los pinos alrededor. La última subida, aunque corta, se me hace larga, he visto fotos de otros corredores e iban corriendo y yo fui incapaz, me adelanta otro corredor. La última bajada hasta meta en Spooner Lake, es guapísima y juguetona por un sendero, me intento relajar y así llegar a meta satisfecho… Cruzo la meta y ME RECIBEN CON UN  VASO DE PINTA DE CERVEZA en la que está grabado mi tercer puesto en mi categoría… VETERANO (como jode!).

Cerveza, Trofeo, Felicidad


En la meta nos esperan con un amplio avituallamiento, con barritas, bebidas en hielo, salchichas enormes, ensalada, hamburguesas vegetarianas, todo tipo de bollos, que eso... y ¡cerveza!

La experiencia buena, la carrera mejor de lo que pensaba, mi resultado bueno, mis sensaciones mejorables, el ambiente familiar, curioso era ver a los espectadores que venían con sus sillas y nevera y se ponían a aplaudir sentados… No vimos ningún oso, ni puma.

Patri sufrió de lo lindo, pero a pesar de ello llego en séptima posición y primera en categoría jóvenes, eso sí, la primera chica fue la segunda clasificada de la carrera, como zapatilleaba, eso muestra el nivel de estas carreras… VOLVEREMOS pero el año que viene a la costa este.

CLASIFICACIONES 

MATERIAL USADO:

Zapatillas: SCARPA ATOM
Gafas: EASSUN MONSTER PH
Camiseta: WAA ULTRA CARRIER
Gominolas: PROZIS Victory Endurance

2 comentarios:

blas dijo...

La próxima vez para motivarte piensas que te presiguen los indios...jejjejejej
Me mola eso del marcaje minimalista, yo sigo pensando que aquí marcamos de una manera exagerada en zonas donde sole se deberían marcar los cruces y poner alguna baliza psicológica....
Por ierto tu fuiste a correr porque sabias que al terminar te daban cerveza.

Carrera Alto Sil dijo...

Está claro que corrí por la cerveza... el marcaje, pues si no había perdida, solo teníamos que fijarnos en los cruces, también existía el tema este psicológico de pensar que me había podido perder... El sitio impresionante!