Translate

TRAIL ALTO ALLER


Pues sí, estamos llegando a un punto que buscamos cada vez lo más duro, que no nos conformamos con algo medio, sino que buscamos el desnivel imposible, la bajada-caída y la subida-escalada. Recuerdo cuando en una carrera de 30 Km llegar a los 1.500 metros positivos era una buena carrera de montaña. Ahora si supera los 2.000 está bien y si llega a los 3.000 positivos es la rehostia. ¿Y qué voy a decir? Que sí, que la teoría es cierta, a mí personalmente me produce más excitación cuanto más sufro en una carrera, y creo que como yo los más de 300 corredores que tomamos salida en el TRAIL ALTO ALLER pensarán igual.

Perfil 2014
 
Y con estas afrontamos el Trail Alto Aller, una carrera de 32 Km y más de 6.000 metros de desnivel acumulado, donde las expectativas del tiempo del vencedor eran de 4 horas y 30 minutos, por lo que se asumía que más que una carrera de velocidad iba a ser una carrera de resistencia, es decir, un Ultra de 32 Km. Per se no es una carrera muy técnica, si tiene unos grandes desniveles y se coge una altura considerable, pero en comparación con lo vivido en Cabrales, pues una carrera muy asequible. Realmente los cabraliegos han marcado un antes y un después en esto de calificar algo en técnico o no. Otra peculiaridad era la cantidad de avituallamientos, 1 y por expresa obligación de la FEMPA al ser campeonato de Asturias, lo que hizo que fuésemos cargaditos.


Parece una bandera asiatica
La carrera tiene lugar en el concejo de Aller en la zona alta, en el último pueblo antes de llegar al puerto de San Isidro, Felechosa, es decir, que son casi leoneses (je je je). Felechosa es un pueblo que aunque habitantes tiene 650, está acostumbrada a la gente y tiene cantidad de bares y alojamientos, y una bastante buena hospitalidad. Como anécdota que me gustaría destacar, fue que este año varios miembro del club alto sil colaboramos en la carrera (Miguelín, Pedro, Patri y yo). Miguelín se disponía junto con otros voluntarios a montar el arco de meta, cuando pidieron al restaurante-hostal más cercano a la salida una toma eléctrica para poder hinchar el arco, a lo que la dueña primeramente se niega, y luego decide “alquilar” su toma eléctrica, para finalmente quitar la toma porque “ya era demasiado”. Y reflexiono: Tiene el bar a tope de desayunos, seguro durmió gente en el hostal, comería y pude ver como muchos corredores tomaban cervezas allí… por lo que me parece una actuación deleznable, asquerosa y rastrera (así nos va). Y después de esta reflexión, decir que por lo demás el pueblo nos aplaudió hasta que el último con muchas horas a sus espaldas entro en meta.
 
Diego Cotera, sin palabras
 
A una hora prudencial se tomaba la salida, así como a las 7 de la mañana con la fresca. Hay que pensar que la carrera va a ser larga y si se tiene en cuenta que los primero llegaran a las 11:30 los últimos han de llegar a comer. Por lo que a las 7 enfilamos los primeros kilómetros, hasta el km 4 rápidos y asequibles con muy poco desnivel. Una vez pasado el Km 4 comenzábamos a ascender por lo que parecía una calzada empedrada. Ese tramo no duraba mucho ya que al poco nos desviábamos en un puente y comenzaba el verdadero desnivel, por un sendero que finalmente se transformaba en pradera. Personalmente me lo tomé con calma, sabía que iba a ser una carrera larga y desfondarme en los primeros kilómetros no tenía mucho sentido, el resto de los corredores tomaron la misma filosofía, realmente íbamos todos juntos. Yo me coloqué junto al futuro del Trail, que no ganó la carrera porque: Llegó justo a la salida, se puso los calcetines del revés, perdió las llaves, tuvo que parar a descargar y AH venía de dar un paseo largo por la Transvulcania, sí, sí, hablo de Diego Cotera.
Lastra tiene un ojo, que menudas fotos


Terminamos la primera subida, un llanín, una bajadita y comienza la caña, estamos en el km 9,5 y nos metemos en el tema, subidas fuertes y crestas hasta aproximadamente el km 15. Esta zona realmente era espectacular, me recordaba por tramos a la sierra de Madrid, en otros tramos no. El gracioso de David Lima (el organizador, menudo golpe en la cabeza tiene el chaval) puso varias banderitas en los neveros, pero nada, solamente por ver si nos hostiabamos porque eran hielo puro. Pasamos ese tramo y comenzamos la bajada larga. El calor empieza a apretar y yo ya paro a coger agua de un arroyo. Al principio es un tramo de praderas de montaña y finalmente nos metemos en un hermoso bosque de Haya, un lugar para el recuerdo. Seguimos bajando y llegamos al único avituallamiento completo. Una vez ahí supuestamente comienza la última subida, un Kilómetro Vertical para rematar. Pero no antes de llegar queda un kilómetro rompepiernas (a mí me las rompió) por un sendero un poco pestoso hasta llegar al arroyo, las cuerdas y finalmente la subida. Dura, bonita, y otra vez dura esa última subida. Un sendero hermoso paralelo a una majestuosa pared nos deja en un collado para finalmente hacer cumbre y afrontar la bajada a meta. La subida te permite ver todo el recorrido que se lleva en las piernas, y creo, que psicológicamente eso cansa más. El final de la subida tiene una rampa hasta la arista cimera de esas que mancan las piernas. Yo además iba flojo, es decir, pegué una explosión de esas de libro.
Ese hayedo



El Tobogán así llamaron al primer kilómetro de la bajada. Un canal de hierba con 450 metros negativos en el que era más fácil bajar rodando que corriendo, no  me quiero imaginar ese tramo en mojado. Por suerte yo recuperé un poquito en la bajada y no lo llevé muy mal, solo un par de culetazos. Una vez superado ese tramo, se cogía el camino empedrado que hicimos en los primeros kilómetros de la salida y a remontar nuestros primeros pasos hasta meta.


 
Entrando en meta
El resultado de la carrera en general fue espectacular. Santi venció con 4 horas y 13 minutos acompañado de un jovencísimo Carlos, al que Santi cedió el Campeonato de Asturias en un detalle que nunca nadie olvidará. Fue también notable ver como este Trail dejó rivalidades de clubes de lado y unió voluntarios de varios clubes como el Nembra (el rosa está de moda), el CDM Alto Sil (Las flores están de moda y el Avientu (Ellos están de moda!!!), lo que da una imagen de unión para este deporte.

En lo personal, muy contento a pesar de las dificultades pasadas en ese P… Km Vertical final, hice 4h50m que poco a poco me acercan a un buen estado de forma… pero piano piano, lo mejor está por venir.

 
CLASIFICACIONES

No hay comentarios: