Translate

TRAIL DU MOUNT VENTOUX: Terapeútico

SITUACION

Tras una serie de desgracias que podríamos llamar “las gracias y desgracias de Lolo Díez” para simplificar, es decir una pubalgia, una luxación y finalmente unas quemaduras, pues ánimos, y motivación estaban a niveles realmente bajos, a pesar que siempre he sacado fuerza de sitios donde era inimaginable esta vez, estaba tocando fondo y la temporada ya no peligraba por el físico sino por el psíquico. A pesar que desde enero me he dedicado a entrenar con unos nuevos métodos, extraños, y divertidos buscando no mejorar, sino evolucionar, a pesar de comenzar mi primera temporada de esquí de travesía donde he disfrutado como un niño aún siendo en alguna ocasión podium de los de la cola, y a pesar de que la Transcandamia ha marcado un antes y un después en mi vida, he necesitado terapia de choque.


TRATAMIENTO


Pues las congelaciones me las hice marcando la Carrera Vertical de la Alto Sil, y no fue por otra causa que por un exceso de confianza, si, no puse guetres, no até botas, y me tiré 5 horas caminando por la nieve mientras esta se iba metiendo entre carne y bota, por cierto, tampoco llevaba calcetines largos. A pesar de eso tomé la salida en la Carrera Vertical, y fui abriendo huella, y no me sentí mal, pero sin referencias…

Bueno pero, claro el objetivo era claro, correr el Trail du Mt Ventoux, pero después de cómo me dejé los tobillos eso era soñar. Durante una semana me estuve tratando, antibióticos en crema y en polvos, limpiezas diarias, y no andar nada… o intentarlo. Se acercaba el día y no parecía que eso mejorase. Recogí el dorsal, y me fui directo a una farmacia a comprar todo tipo de artilugios para proteger los tobillos en carne viva.

El Mt Ventoux es conocido por ser una de las míticas cimas del Tour de Francia, a lo mejor por eso mi humor ácido me hacia animar a todos los ciclistas que veía por la zona con un “Allez Lance!”. Hasta 13 veces ha sido final de etapa del Tour de Francia, y es recordado por la muerte de un dopado (que extraño!). Según dice wikipedia, se han registrado hasta vientos de 320km/h en la cima…. Sería por eso que la organización decidió recortar la carrera en 3 Km y 400 metros positivos? Puede ser… aunque probablemente fuese, por el frío, la nieve y el hielo acumulado en la cima.

Hasta allí nos desplazamos lo que decidimos llamar la “Alto Sil Guerrilla”, 4 mercenarios del Trail Mundial, Oswaldo Rivera de México, Jason Bryant de EEUU, Stefan Knupfer de Alemania y yo asilado político en el Bierzo. Esta carrera tenía algo particular, y es que en el Km 14 podías decidir si correr los 43 o clasificar en la de 24, que original… entonces todos salimos con intención de hacer la larga, porque somos guerrilleros.

DURACION

La terapia de choque me duró 5 horas y 24 minutos, solo necesite eso sorprendentemente para terminar con todas mis penurias mentales. Cuando tomé la salida no sabía si iba a soportar el tratamiento y si lo hacía no sabía cuanto tiempo me iba a llevar, echaba mucho más viendo los tiempos de terapias anteriores.
La Terapia comenzó tranquila. Oswaldo y yo nos situamos en tercera línea, en la salida estábamos unas 1.300 personas, soportando una lluvia intensa y una temperatura desapacible. Salimos y seguía sorprendiéndome a mi mismo, tranquilo, sin acelerarme, detrás incluso de mujeres. Pero poco a poco las cosas nos situaban al chingón y a mí en sitios más adelantados. La salida es más bien rápida, aunque como les gusta a los franceses el temita barro, atravesamos varios campos, yo creo que por el simple hecho de vernos rebozados (luego la gente se sorprende cuando puteo al personal en la Alto Sil… si es que me dan ideas!!!). Comienza la subida, al principio es un barrizal y luego se coge una arista preciosa de roca caliza, en este punto me doy cuenta que Oswaldo sube muy fuerte, y le dejo ir sin decirle que me quedo, mira para atrás y el muy majete hace como que me espera (yo no lo hubiera hecho). El Mt Ventoux está en los Alpes Marítimos y se caracteriza por ser de roca caliza, cosa que no pongo en duda. Ya Oswaldo en algún llanito se me escapa, no me duele el pubis, pero el abductor tira como su PM, y no puedo acelerar. Poco a poco se sigue ascendiendo hasta que se llega al primer avituallamiento en el KM 14. Hay que destacar que la carrera es en semiautosuficiencia, en los 43 Km solo hay dos avituallamientos, en el 14 y en el 28 y te obligan a llevar portalíquido y comida, además de manta térmica, chaqueta y venda. Pasado el avituallamiento viene el punto donde se elige si se hace la larga o la corta… y aquí yo a pesar de no estar como para hacer 43 Km tiro a la larga, Oswaldo y Stefan se deciden por la corta, Jason, que quiere resarcirse de su fiasco en la Alto Sil va entre los 10 primeros de la larga.




A partir de aquí comenzaba una subida bastante dura y empinada. Al principio por barro, para transformarse en nieve, para finalmente ser un bloque de hielo. Coronamos el punto más alto de la carrera recortada a 1.400 metros y comenzaba lo que supuestamente iba a ser la bajada (si mirabas el perfil en la página era una subida y una bajada). Al principio entre canchales y hielo, para luego coger una pista donde cogí mi velocidad máxima 4m30s/Km impensable, pero bueno ya mejoraremos… y a partir de aquí solo recuerdo un rompepiernas técnico entre piedras, trepadas, subidas de 100 metros bajadas de 50 metros, y así hasta que por fin se llegaba a unas cuevas y comenzaba propiamente el descenso a meta, que disfruté como un niño, se me olvidó el dolor de pubis, el de abductor, el que tenía el hombro recién luxado, y el que me había dejado desollados los tobillos, me puse a cabalgar entre rocas, hasta que … OTRA SUBIDA!!! Y además entre barro. Quedaban 3 Km de barro francés, incluso atravesar otro arado, pero bueno… meta, meta, meta, y si por debajo de cinco horas y media, y acabando bien de pecho e incluso de piernas.

CONCLUSION

La terapia ha funcionado, terminar este durísimo Trail, creo que más duro que Zegama, entre barro y zonas técnicas, ha servido para algo. Para recordarme que hay que trabajar, que las lesiones no se curan esperando, que tengo que soportar dolor, y que hay que canalizar bien la energía positiva. A lo mejor también me pasé un poquillo, pero bueno así son las terapias. Los buenos resultados, y no tienen que ser en clasificaciones están por venir.

Mientras tanto de la Guerrilla, Oswaldo y Stefan acabaron el Trail y el de Carolina del Norte triunfó en Veteranos. Un trail impresionante con buena organización, marcaje y genial ambiente. Pena que las fotos sean todas de pago y tan caras, porque hay fotos realmente bonicas.




No hay comentarios: