Translate

TRANSROCKIES: Día 1 y 2

La finalidad básicamente de la Transrockies es realizar un estudio sobre el tipo de migraciones de los humanos, visto desde el punto de vista de los corredores por montaña, es decir, los TRAILERS. ¿Y cómo lo hacen? pues les ponen a correr en medio de las Rocosas y estudian sus modos de supervivencia...  y nosotros por ahora sobrevivimos.

Hoy ha sido un día espectacular del que hablaré más tarde. Ayer no lo fue tanto para mí, a pesar de sus paisajes que te trasladaban a tiempos de diligencias, forajidos, emboscadas, indios y muchos romances, de esos de John Wayne con Dean Martin. No disfruté, pero el resto "muchos" sí. Incluso alguno tuvo el gusto de cruzarse con algún oso... pena, ya podría haberme metido un zurriagazo y así haberme ahorrado todo el sufrimiento.

Pues básicamente fue una carrera desértica en la que se atravesaban varias colinas, con pinar o con pradera, las lomas eran fáciles y la dificultad del 1 al 10, era -8. Aún así, ponerte cardíaco a esas alturas, ya que alcanzamos una cota máxima de 2.800 metros, no debe ser sano, y mi cuerpo en algún momento me dijo basta. Jorge sin embargo como pez en el agua, iba cómodo tirando de mí, sin soportarme, porque yo iba callado, sin quejarme... eso sí el vio flaqueza. Los parajes fueron alucinantes, pero más aún cuando nos ponemos a la par del río Arkansas y seguimos una pista que en su día haría de servicio al tren minero atravesando unos túneles espectaculares que nos llevaron a uno de los peores infiernos vividos, una recta con una ligera pendiente positiva a 2.400 metros con el viento de cara y el sol en el cogote. Finalmente a pesar de todo, nos metíamos entre los 10 primeros, siendo sextos de la etapa y general con 3h05m... Ahí quedó

¡HOY! ha cambiado todo, hemos salido beneficiados, no por el resultado que ha sido bueno, sino por las sensaciones. Hoy la etapa en la que tocábamos techo de la prueba: 3.850 metros y unos de los collados más emblemáticos de las Rocosas. Una subida dura y no muy técnica pero con su inteligencia nos llevaba hasta el collado para después bajar frenéticamente hasta coger el sendero que vadea los Twin Lakes, dos lagos a 2.800 metros de una belleza espléndida, y así tras casi 8 kilómetros llegar a meta.

Pues que podemos decir, que Jorge ha podido hacer la subida de su vida, un ritmo constante sin aflojar en ningún momento, si quería seguirle tenía que correr, no creo haberle visto girar la cabeza para buscar a ningún rival, porque sabía que a ese ritmo no nos iban a coger (bueno... de vez en cuando oía algún grito que decía "Lolo i´m catching you!" sí, era la Frosty...). Una vez en el collado, tocaba mi parte bajar a muerte y eso hice todo lo que pude, aunque por un desgraciadiiiiiiiisiiiimoooo accidente con una lentilla de Jorge pegada a la gafa de un cristal llena de gel, no pudimos bajar mejor, perdiendo algo de velocidad. Finalmente llegamos al senderín final como les gusta a estos americanos totalmente llano, o rompepiernas, para acabar las etapas ¡cosas que odio! Lo dimos todo, me tiré 5 kilómetros bufando, como si se me fuera el aliento por la boca, habíamos descolgado a nuestros rivales por delante y no teníamos claro si alguno de los que venían por detrás en la clasificación nos hubieran adelantado, que así fue con unos... DAMM IT!!!

De todos modos las diferencia que hemos tenido hoy con los primeros (bueno excepto los primeros) no han sido muy grandes por lo que no nos preocupa en absoluto... Aún así NADA nos preocupa en absoluto, nos vamos a dedicar a correr, a hacerlo lo mejor posible y a llegar sin aliento a la meta... solo quedan 4 días, básicamente un Training Camp en el Bierzo. Y debajo unas fotillos...




Como dijo su fotografa, Ali Spain, Trail Rock Stars!
Leadville... ciudad sin ley!
Spanish Team

Publicidad subliminal... A ver si veis la bandera (Ellas son de Eslovaquia)
Summer Camp for Adults
De cafés por Leadville




No hay comentarios: