Translate

SKYMARATHON, Skygames 2012

El Alpinismo convertido en carrera, el Trail Running llevado hasta el límite, la grandiosidad de un deporte y la epicidad de unos héroes, concentrados en 42 kilómetros dónde la palabra Imposible, perdió el significado.


El Maratón cierra unos juegos olímpicos, y en su caso un Skymarathon cierra unos Skygames, o los Campeonatos del Mundo de Skyrunning, como ocurrió este pasado 8 de Julio en la Ribagorza Románica entre Pirineo oscense y leridano. Fecha que quedará grabada en los anales de la historia del Trail Running, que a pesar de las grandes ausencias, no quedó sin luces, porque la convocatoria estaba, y el que no estuviera en tal momento, no fue porque no estuviera avisado.

Los datos técnicos son aplastantes, 42 Km (aunque por mi GPS un poco menos) y 6.000 m de desnivel acumulado (por mi GPS 6.300 m). Pocos maratones se pueden encontrar con dichos datos, a esto añadir que el 80% de la carrera transcurre por encima de los 2.000 m y que la cota máxima de la carrera se encuentra en los 2.910 m del Pico de Llauset, hacen de esta carrera única.


Oswaldo y yo, dos Tierras Trágames perdidos por los Pirineos buscando su morada, el Camping Ribagorza entre Vilaller y Pont de Suert, donde nos recibe un duende, un alma puro, Ana Iglesias, que nos embriaga en su mundo de coleópteros, sueños y poesía visual, consiguiendo que todo nuestro miedo se transformara en Paz.

El ambiente espectacular en Pont de Suert, las calles plagadas de corredores, todos los pueblos con sus banderolas recordando que durante 10 días han tenido lugar los Juegos Olímpicos de “Fantoches”, con Km Verticales, Duatlones, Raids y la modalidad de moda el Sky Speed… Recogida de dorsal, donde nuestro gran amigo Oswaldo se saltó la cola, porque el la recogía como Internacional, es que es un crack.
Y en la salida más de lo mismo, Oswaldo pasa a la primera fila, entre griegos, americanos, polacos, suizos y muchos españoles. Las chicas salieron 30 minutos antes, lo que me alivió.

Tomamos la salida desde el espectacular recinto que habían montado los de Ocisport y encaramos los 2 primeros kilómetros llanos, para entonarnos a 3m50s el Km, que no es nada, aunque me permito el lujo de tocar las narices a Txus Romón cuando me adelanta, jejeje, quedo afixiado. Tras esos 2 Km comienza la carrera en 6 Km 1.300 metros positivos, al principio por sendero y finalmente campo a través.

Oswaldo tiene que hacer una parada y nos separamos, la polémica está servida. Al acabar la subida comienza un descenso rápido por praderas más o menos densas, hasta comenzar la subida definitiva (por ahora todo es muy bonito y duro… para no enrollarme). A partir de aquí comienza una carrera fascinante, primero una subida por unas zetas hasta la presa de Llauset, un bordeo al embalse de Llauset para finalmente encarar collado y pico de Llauset a 2.850 y 29.10 metros respectivamente, es algo que no se puede explicar con palabras, hay que verlo y sentirlo, aunque gracias a Jordi Saragossa, el que no haya estado puede hacerse una remota idea de lo que es aquello.

En lo personal me lo tomé con bastante calma. Llegué a la cumbre y allí me esperaba (a mí y a todo los corredores) Monferrer, que me tiró una foto impresionante, en la que me doy cuenta que había guardado demasiado. A este punto llegué con 3h 36m y sería el Km 23 aproximadamente.
A partir de aquí lo que “supuestamente” era una bajada y corrible como dijeron en el briefing (todavía estamos buscando al director de carrera para partirle las piernas), era un suplicio: una cresta con destrepes con rocas, con tierra, con repechos eternos, con agujeros, con todo lo que te puedes imaginar para no hacerla corrible.

Se acaba la cresta se llega a un avituallamiento grande se encara la última subida y se baja todo el desnivel que hicimos al empezar. Las piernas iban tocadas y no dieron todo lo que hubiera querido, y menos en los 2 Km llanos.
Entré en meta, medianamente satisfecho con el resultado porque últimamente mis entrenamientos iban encaminados a la Isostar Desert.

Posición el 41 de la General con 5h36m, lo que quiere decir que 41 del Campeonato del mundo… Oswaldo un poco más atrasado llegó el 66 de la general con 6h 15m, y consiguió lo que se había propuesto, que era no entrar el último en categoría internacional.


Maratón altamente recomendable para repetir, para conocer, para descubrir…Aunque una gran pena la falta de estrellas internacionales en esta edición, ya sea por diferencias con la ISF o por la falta de interés de las marcas deportivas, pero las grandes marcas deben promocionar este deporte, si quieren seguir siendo grandes marcas, lo que no es lógico es que a escasos kilómetros tuviera lugar un evento promocional de una marca reconocida acaparando prensa y grandes corredores, cuando podían haber dado esa publicidad a estos Skygames, que poca cobertura mediática han tenido a nivel nacional, una cobertura que no solo le viene bien al deporte sino a toda la Ribagorza que se ha volcado en que estas primeras “olimpiadas” de Trail que han tenido lugar en España fueran un gran éxito, un aplauso por ellos.


No hay comentarios: