Translate

ELS BASTIONS SKY RACE

Como San Gil allá por el 700 decidí llegar al Valle de Nuria, y como nuestro estilo moderno es hacerlo corriendo y no en plan ermitaño o peregrino, junto a Jorge Solé, buscamos una carrerita por allí, y ni mas ni menos, dimos con esta escultural belleza geográfica con unas medidas espectaculares 85 Kilómetros y 6.250 metros positivos, con sus respectivos negativos… A que está para comérsela (adjunto fotografía).


Dirección a Ribes de Freser nos pusimos con calma y tarde el Sr. Solé y yo, una llamada al ilustre Ángel Calle Cruz, cuyo nombre no se pronuncia en vano, un recuerdo para Mina y Jesús que también estaban en camino, y un aliento para Fernando que cogía el avión a Barcelona, y todo resuelto.

Ribes de Freser un pueblo Ripolles enclavado en un lugar paradisiaco nos recibió con día algo gris. Montamos nuestra casita, diseñada por Jorge en su furgoneta, y nos pusimos manos a la obra, a recoger los dorsales, ver el sitio, esperar a Mina, y ponernos atacados. Fuimos al Bar de Gusi, parada obligatoria para todos aquellos que sienten el Trail y que lo tiene como una forma de vida.

Fuimos a la Charla técnica, allí me encontré con Ugaitz Agirregomekorta, que por el apellido debía se vasco… y estuvimos recordando viajes pasados a Madeira y Alemania. Como un flanecillo.

La salida era a las 06:30 de la mañana, ya de día, y con una visión clara salir a por todas, pudiendo reventar en el 5 en el 20 o en el 85. Y así hice, salí a toda leche… quería ver como estaban los ánimos, y solo me siguió, el murciano, Juan Miguel Cuenca. Ya una vez los dos solos marcamos un ritmo bastante alto, pasando las primeras dificultades en solitario.

Ya en el segundo avituallamiento, pasado el kilómetro 20 en Planoles y cuando el calor empezó a atizar vimos venir un grupo de 3 corredores por detrás: Los hermanos Rosell y Ugaitz. En ese momento Juan Miguel pegó un cambio de ritmo, y yo no quise/pude irme con él, por lo que me dejé caer para no quedarme solo y aburrido y echarme una charleta con Ugaitz. Me uno a ellos y vamos cómodos, en un momento paramos Ugaitz y yo para refrescarnos en un arroyo, y Carles, tiró para delante, pero tiró tanto que ya no le volvimos a ver en toda la carrera. Entonces nos quedamos solitos Ugaitz y yo, y comenzó las desmotivación. Llegando a la Font de l’Homme Mort a Ugaitz le pegó un latigazo un músculo y paramos a estirar, a esto que el hermano de Carles, también nos adelanta.

Y comienza una parte que se me hizo realmente dura, y fueron los 8 km de falso llano que picaban para arriba para llegar al Santuario de Nuria. Un tramo al sol incómodo de correr donde, yo en particular, tenía la sensación de no avanzar, en todo arroyo para a refrescarme, paramos a mear, venía por detrás la gente y parecían rápidos, nos adelantan dos, y Ugaitz se queda. Hay que seguir, no quería pensar nada, estábamos en menos de mitad de la carrera.

Llego al santuario y allí, pues que uno se retira, otro que se queda más tiempo, bueno que vuelvo a salir tercero, y con suerte se está nublando. Me adelanta un paisano subiendo a Nuria, va como un tiro, pero bueno preocupación 0. La subida es muy larga y realmente no me saca mucho. Llegando al Puigmal, se sufre, mucho, yo creo que todo el mundo sufrió. Miré una vez para abajo y no lo volví a hacer hasta ya en la cresta, venían varios corredores en persecución.

El Puigmal, 2.910 m, un pico que he querido subir cienes de veces, y lo hago en carrera, aún así se llevó un besito… y ahora la olla! … como la disfrute, pico para arriba, pico para abajo, bajadas técnicas, cornisas con nieve, aristas expuestas, granizo, frío… bueno, que me puse cachondo!!!

Y la culminación fue encontrármelos allí, en el km 45, a 2.810, en el Collado de Noucreus, a Run Cicling y Ppong… fue como un pistoletazo de salida nuevo, allí me acompañaba Xevi Ginovart, y poco a poco le fui dejando, pero en la lejanía empecé a ver al murciano, me pegó otro pequeño subidón, y así de subidón en subidón, en la bajada dirección al Coll de la Marrana, me vuelvo a poner en segunda posición. En el Coll Juan Miguel se adelanta un poco y bajamos por un valle espectacular bastante rápido para ver si podíamos abrir un poquito de hueco al corredor que venía detrás nuestro que no bajaba muy bien, hasta comenzar la subida al Balandrau. Una subida muy dura, 2 Km y 500 metros de desnivel positivo, Juan Miguel lo pagó un poco e hice cumbre en solitario.

Bajando ya en dirección el penúltimo avituallamiento en Puig Cerverís me relajo un poco y me coge de nuevo Juan Miguel, que me alerta, de lo que llevamos por detrás y me alienta a que acelere bajando. Al principio me cuesta pero vuelvo a excitarme, de verdad, es alucinante, llego al avituallamiento, y me dicen que el primero no me saca mucho, y dios mío, tenía los ojos en blanco, e hice 8 kilómetros de bajada hasta el pueblo de Jardines, es decir del 68 al 73 volando (seguro que hay corredores que vuelan más, pero en ese momento me creí una pluma, y mis Sky Race 2, iban destrozando el suelo a mi paso.

Llego a Pardines, y SOLO queda un kilómetro VERTICAL y 1.200 metros negativos en menos de 11 km… “IROS A LA MIERDA!” pensé por dentro… Pero salí corriendo, seguí corriendo, lo que no sabía es que desde el Noucreus mis tiempos eran todo el rato similares o por debajo de los de Carles… y así fue a pesar de que creí ir mal, solamente perdí en la subida 6 segundos respecto al parcial de Carles, ahora lo pienso e hice muy buena subida.

Taga, y quedaba lo peor, de verdad, las piernas, ya están tocadas y había que bajar en vertical a Ribes… Dura no, durísima bajada, a ratos haciendo zetas a ratos en recto, pero de repente veo a Jorge, eso significa que estoy cerca, me dice 200 metros, cuando han pasado 500 le mando a la mierda, pero estamos ya, un peleado segundo puesto en esta durísima carrera.
Una buena organización que complementa a esta durísima carrera en el Pre-pirineo, con paisajes espectaculares, y zonas técnicas, altamente recomendable.

Mina fue segunda clasificada en la versión corta, Jesús termino en una meritoria posición cerca de Mina, Fernando García completo el duro Ultra en duodécima posición, mientras que Jorge y Ángel sucumbieron en el Valle de Nuria.

Finalmente despedida en el Bar de Gusi, entrega de Trofeos y de vuelta a Madrid.

No hay comentarios: